¿Cuánto cuesta una reforma?

¿Cuánto cuesta una reforma?

Seguro que esta es la primera pregunta que te viene a la cabeza si te estás planteando llevar a cabo una reforma de tu vivienda: ¿cuánto cuesta una reforma? ¡Difícil cuestión!

Sin necesidad de que te lo diga ningún experto, está claro que el precio dependerá de muchos factores, algunos que dependen de nosotros y otros no tanto. Así que, para aclarar todas tus dudas, hoy vamos a hablar en profundidad en nuestro blog sobre cuánto cuesta una reforma de una casa, para que tengas todas las claves a tu alcance a la hora de determinar cuáles serán las mejores opciones para ti.

 

¿Me voy a volver loco con el precio? 

¡Hay tantas cosas a tener en cuenta a la hora de calcular el precio de una reforma! Lo metros cuadrados, la calidad de los materiales, los tabiques, la pintura, la electricidad, la fontanería ….

¡STOP! Las reformas suelen ser un foco de estrés constante para cualquiera, y esta es una tendencia que en Moabita odiamos y queremos que logres cambiar.

La reforma debería ser un placer, una ilusión, cero problemas, cero preocupaciones y nada de estrés. O, al menos, así es como nosotros lo vemos y como nos gusta hacer sentir a nuestros clientes. Por eso, hemos creado este post: con el objetivo de facilitarte la tarea de descubrir todo lo que conlleva una reforma (ya sea parcial o integral de un local o vivienda) y para contarte algunas de las ventajas e inconvenientes que te puedes encontrar durante la misma.

En este post, te vamos a contar todos los factores que tienes que tener en mente a la hora de calcular el precio de tu reforma, y poder así disfrutarla al máximo0.

Antes de empezar, nos gustaría que te hicieras una pregunta que, aunque parezca obvia o redundante, es un factor importante: «¿Conozco realmente el precio aproximado que me puede costar mi reforma?»

Si la respuesta es no, ¡genial! Porque hoy estás de suerte: te traemos una herramienta que te va a ahorrar muchos dolores de cabeza. Desde Moabita, disponemos de un amplio abanico de herramientas que nos permiten calcular el precio de una reforma, pero, sin duda, el que destaca sobre todos ellos es nuestro presupuestador online. Esta herramienta 100% gratuita y fácil de utilizar no implica sobre costes, permite obtener precios aproximados con total claridad y ofrece resultados en muy poco tiempo. 

¿Te animas a probarla?

 

CONSIGUE TU PRESUPUESTO EN 1 MINUTO

con nuestro presupuestador online gratuito

Si al hacer tus primeros cálculos te has llevado un susto ¡no entres en pánico! Es completamente normal. Existen muchos factores y diferentes alternativas que pueden hacer tu reforma muchísimo más llevadera.

Para empezar, se puede realizar la reforma por partes, puedes pagar la obra a plazos, conseguir distintas subvenciones, etc, etc. Si estás decidido a hacer la reforma pero no sabes muy bien cómo, contacta con nosotros hoy mismo. Nosotros te ayudaremos a hacer realidad tu sueño.

Y ahora sí, vamos a ver cuánto cuesta una reforma paso a paso.

 

¿De qué depende el precio de mi reforma?

El precio de tu reforma va a depender básicamente de 3 factores: los metros cuadrados, la calidad de lo que elijas y la empresa de reformas que contrates.

Factor 1: los metros cuadrados

El primero de los tres (los m2) está claro: a más metros cuadrados, mayor será el precio de tu reforma. 

Puede parecer obvio, pero no siempre es así. Si bien los materiales disminuyen su precio total por unidad conforme se aumenta la cantidad pedida, por ejemplo, esto no ocurre así con los metros a reformar. Pero esto no supone un problema si sabes de dónde puedes reducir el coste total de tu reforma sin limitar la calidad de la misma.

Teniendo esto claro, te vamos a explicar un poco más en detalle a qué nos referimos cuando hablamos del segundo y del tercer factor.

Factor 2: la calidad de lo que elijas

Con calidad podemos referirnos a un montón de cosas. Así que, para facilitarte la tarea a la hora de definir la calidad que buscas en tu reforma, hemos hecho una breve recopilación de los tres niveles de calidad más demandados.

Una reforma económica

Lo económico no tiene porqué estar reñido con la calidad, pero muchas personas no disponen de un presupuesto muy elevado para realizar sus reformas. ¡No pasa nada! Existen materiales que se adaptan perfectamente a la vida y al desgaste de una vivienda y que además tienen un precio muy asequible.

A ese tipo de materiales nos referimos cuando hablamos de aplicar una calidad económica a tu reforma. Algunos ejemplos pueden ser: 

  • Ladrillos: un clásico de la construcción. Pueden sonar toscos o anticuados, pero la realidad es que a día de hoy los ladrillos son un elemento decorativo muy demandado en múltiples sectores y para muchos estilos. Además de ser un material muy económico, por supuesto.
  • Madera: otro clásico que no podemos dejar pasar. Existen muchísimos tipos de madera y, por lo tanto, muchos precios a elegir. Entre las maderas más económicas se encuentran el aglomerado, el MDF, el OSB y el contrachapado, entre otras.
  • Zinc: el zinc es un material muy versátil y, al mismo tiempo, muy económico, por lo que da lugar a ser muy creativo y, al mismo tiempo, a lograr resultados profesionales muy buenos.
  • Cemento pulido: el cemento pulido es, cada vez con más frecuencia, utilizado como revestimiento decorativo en muchos lugares, y, por supuesto, entra dentro de nuestra lista de materiales económicos con los que hacer una reforma.
  • Piedra natural: al igual que los ladrillos o la madera, puede sonar algo tosco en un primer momento, pero no es así para nada. Piensa que la piedra puede darle una viveza y una armonía a tu nuevo hogar completamente nueva y asequible para tu bolsillo. 
  • Paneles de cartón-yeso: al igual que el zinc y todas sus variantes, los paneles de cartón-yeso son muy versátiles, creativos y económicos.
  • Vinilo: otro elementos clave en la decoración de muchos locales (para logotipos e imágenes sobre paredes, en la mayoría de los casos) que está cogiendo mucha fuerza en la decoración del hogar.
  • Cerámica texturizada: explorando algunos de los elementos en 3D más punteros en decoración actual, encontramos la cerámica texturizada, actual, diferente y, por supuesto, asequible.

¿Quieres más ideas sobre materiales económicos? Pregúntanos sin compromiso y te asesoraremos sobre todas las posibilidades que ofrecen para tu hogar.

 


Con Moabita podrás estar tranquilo, ya que ofrecemos todas las siguientes garantías:

Una reforma de calidad media 

Si eres de los que buscan siempre el equilibrio ideal entre calidad-precio, este tipo de calidad es sin duda la tuya. Es la opción elegida por las personas que quieren realizar una reforma que garantice la perfecta durabilidad de la reforma, y que, al mismo tiempo, buscan un precio que se ajuste todo lo posible a sus necesidades. Ni muy alto, ni muy bajo. 

Una reforma de calidad Premium

Es la calidad para los más exigentes y de una excelencia superior para tu reforma. Garantía de durabilidad, calidad y belleza. Se trata, por tanto, de un tipo de reforma más costosa, pues en ella no se escatiman gastos en cuanto a la calidad y/o la cantidad de cada material, y se busca siempre un resultado superior al habitual.

cuanto cuesta una reforma

 

Factor 3: la empresa de reformas

La empresa que contrates para tu obra será también un factor clave a tener en cuenta para determinar el precio de una reforma.

Estos son los puntos que tienes que valorar siempre, antes de tomar ninguna decisión:

  • Precio cerrado

Busca siempre una empresa que te garantice el precio cerrado. Los sobrecostes en la construcción son algo habituales, y la obra puede costarte mucho más de lo que debería si no dejáis este punto claro desde el principio.

  • Tiempo entrega

Los retrasos, los odiosos retrasos que agotan tu paciencia. Es algo también tremendamente habitual, y es que la empresa que contrates te tiene que garantizar que recibirás tu reforma finalizada, en plazo y sin sobrecostes. Exige siempre garantía en los tiempos de entrega.

  • Huye de lo bueno, bonito y barato

Vas a pasar muchos años con tu nueva reforma, y como no esté en las condiciones que toca … después la vas a sufrir, y mucho. No aceptes menos de lo que buscas ni te conformes con reformas chapuzas. Tu hogar es el lugar en el que pasarás un tiempo muy importante de tu vida, así que evita a los vende humos. 

  • Un profesional, siempre

Escoge a alguien que te de la seguridad de que vas a recibir lo que estás pagando, en calidad y servicio, y que te lo ponga por contrato. 

 

Cómo disfrutar de tu reforma

Bien, llegados a este punto, ya conoces todos los factores fundamentales que debes de tener en cuenta a la hora de saber cuánto cuesta una reforma de hogar. 

Por eso, ahora te vamos a hablar de algo igualmente importante: cómo puedes disfrutar de tu reforma, sin dejar que los nervios o el estrés se apoderen de ti. 

Imagina, imagina e imagina

El primer paso de todos es estudiar por tu cuenta qué te gusta de tu vivienda actual y qué te gustaría cambiar, elegir colores, muebles y en definitiva, imaginar. Imagina el hogar que quieres tener, sin estrés de cuanto te va a costar ni cómo lo vas a poder hacer. Si en este paso, te empezaran a surgir dudas, nuestro consejo es que contactes con un profesional que te ayude a disiparlas. 

Soluciones a lo que quieres, hay miles, y la persona adecuada tiene que ayudarte a encontrarlas y a hacer de tu reforma, una experiencia gratificante. 

Hazte las preguntas correctas:

  • ¿Me voy a reformar toda la casa?, ¿solo una estancia?
  • ¿Me gustaría una reforma integral o parcial de la estancia?
  • ¿Cuál es la necesidad real que tengo para esta estancia?
  • ¿Qué haría que fuera único y especial para mi?
  • ¿Me gusta la distribución actual?
  • ¿Necesito cambiar ventanas, fontanería y electricidad?
  • ¿Necesito más armarios, o menos?

TRUCO: A nosotros nos gusta apuntar cada idea nueva que tenemos en un papel, porque así no se nos olvida nada y podemos transmitirlas a los diseñadores y arquitectos un poco más adelante. ¿Qué tal si tú haces lo mismo?

Elige tus prioridades

A la hora de determinar cómo va a ser tu reforma es importante que priorices, por si el presupuesto que necesitas para conseguir lo que quieres fuera más elevado de lo que pensabas.

  • En primer lugar, evita irte por las ramas. Es decir, tener el cuarto de baño más bonito del mundo con las cañerías estropeadas o sin luz, no te va a beneficiar en nada y te saldrá luego más caro de arreglar.
  • En segundo lugar, prioriza lo realmente necesario. Si algo es necesario para hacer tu vida más cómoda y llevadera, priorízalo. En muchas ocasiones por elegir lo que más nos gusta, dejamos de lado la comodidad, y luego tenemos que vivir con ello años y años.
  • En tercer lugar, haz la estancia tuya. ¿A qué nos referimos con esto? Pues a que si lo que te gustaría es tener un gran vestidor o una puerta corredera que de al jardín, elígelos sin pensarlo 2 veces. 
  • Y por último, elige el resto de cosas, como el color, las calidades de los azulejos, los tipos de luces, los detalles del baño, etc. Al igual que en el punto anterior, no te agobies con la cantidad de opciones que tienes. Piensa que tu función en la reforma de tu vivienda es elegir lo que quieras y dar las pautas clave para su desarrollo. De darle vida, se encargarán los profesionales.

Ponte en manos de un profesional

Si no te ha surgido ningún agobio en los 2 primeros puntos, ¡genial! Porque ahora ya toca echar mano del profesional que nos ayude a cumplir nuestro sueño, adaptándolo al presupuesto que tenemos. Un experto en el sector podrá ayudarte a bajar el precio si se convierte en algo demasiado abultado, y te asesorará en los puntos en los que debes ahorrar y en los que no. 

Y si finalmente no nos eliges como la empresa que llevará a cabo la reforma de tu vivienda (¡lo cual nos pone muy triste!) segúrate, antes de llamar, de que la empresa con la que vas a contactar cubre tus necesidades de reforma tal y como lo hacemos en Moabita. Es decir, que cubra todas las necesidades de tu reforma y que te ayuden con las licencias, es algo importante.

Pregunta por la comunicación

Puede parecer una tontería, pero las vías de comunicación que tenga la empresa contigo pueden marcar una GRAN la diferencia entre que tengas una gran experiencia como usuario o que sea algo horroroso.

Y es que no hay nada peor que tener que perseguir a un empresario para que te cuente como van las obras que tanto esfuerzo te han costado pagar. Es preciso tener mucho cuidado en este punto, pues nos puede jugar una muy mala pasada.

Firma el contrato perfecto

No firmes un contrato que no garantice tus derechos como consumidor y las promesas que te han hecho. Una empresa que realice bien su trabajo te ofrecerá garantías por contrato, claras y sin letra pequeña. De esta manera te aseguras el disfrutar de tu reforma, ya que sabrás desde el primer día que no hay sobrecoste alguno, ni retraso posible.

beneficios de Moabita

Ahora te toca a ti

Si has llegado a este punto, ya conoces los puntos clave a tener en cuenta a la hora de saber cuánto cuesta una reforma de hogar. Así que ahora te toca a ti.

Imagina, planifica y elige la empresa y las condiciones que mejor se adapten a tus necesidades. Y, sobretodo, disfruta de tu reforma porque es un cambio grande en tu vida que vas a disfrutar durante muchos años, pero recuerda, esto solo pasará si has elegido a la empresa correcta.

Nosotros sabemos que somos esa empresa ideal para ti, y nos gustaría demostrártelo.

¿HABLAMOS?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat